Fábulas en blanco (III): S.O.S Real Madrid

El Real Madrid vive unos momentos incómodos. Y digo Real Madrid porque aún me queda la poca vergüenza de pensar que las personas al mando de nuestro club, saben de nuestras demandas y están buscando la mejor manera de afrontarlas y por tanto, protegernos. Me da mucha pena, mezclada con rabia, pensar y darme cuenta de que el Club más Grande del Mundo no tiene peso específico ni un respeto en ninguno de los organismos que rodean al simple hecho de poner un balón en juego, empezando por el estamento de la tinta.

La vorágine de despropósitos en la que anda sumergido el periodismo patrio está cada vez más y más enfangada con todas las tropelías que le han remitido al “nazi portugués”, como le definió Boyero, por lo que ha tenido que pagar la escandalosa y desproporcionada cantidad de UN euro, como ‘multa simbólica’. Pero no solo al entrenador, sino a todo aquel que se ha puesto por delante. El aquelarre que conforman los juntaletras del pensamiento único ‘tiqui-taquero’ tiene desde hace años puesta velocidad de crucero, viento en popa a toda vela, para lograr la extremaunción de Mourinho, tomando de nuevo, o eso es lo que entienden ocurrirá cuando éste abandone el banquillo del Bernabéu, las oficinas y vestuarios. El mourinhista medio es todo lo que le queda a este Abraracúrcix luso, que ni con la fusión de Astérix y Obélix en Cristiano Ronaldo puede sentirse cómodo. Nosotros, estos últimos irreductibles que vamos de blanco, no somos seguidores acérrimos de una forma de jugar o de un personaje en particular, sino de entender el fútbol, de apreciarlo, amarlo y superlativizarlo. De apoyar hasta el último aliento a aquel que lleva a nuestro escudo a dónde nosotros entendemos que merece, hasta lo más alto. Llevamos ropa rasgada, el pelo desaliñado, hablamos con la boca llena y tenemos un aire a alemán de mitad de siglo pasado. Solemos movernos en grupos y alimentarnos de lo que los otros dejan sin comer. A veces cantamos más alto de lo que podemos, pero es que no se nos oye dónde debería.

images (1)

Lejos ha quedado ya el tiempo en el que cuando se sorteaba la primera ronda de Copa, temblábamos ante escuadras tales como los poderosísimos (con el mayor de los respetos) Alcorcón (“Estás despedido, Manolo”), Toledo o Real Unión de Irún. Reciban una invitación a la imaginación, para situar el despropósito de un Madrid incapaz de plantarle cara a ninguno de esos tres equipos en la actualidad. No hace falta, gracias a la forma de entender lo que significa el equipo, Mourinho ha alejado ese fantasma del fracaso de nuestra mentalidad. ¿O alguno daba crédito a la posibilidad de que se cayera ante rivales de categorías inferiores? O qué recuerdos de aquellas maravillosas tardes del sorteo de octavos de Champions, en las que relacionar al Lyon y a nuestro club sembraba el pánico. Pues esto es lo que algunos pretenden recuperar, tildándola de necesaria. El Madrid ha perdido su identidad, su señorío, dicen. ¿Qué es eso? Porque yo he leído artículos en Lo País hablando de su pérdida desde mediados de la década de los 80 en el pasado siglo. ¿Tanto tiempo llevamos buscándolo? Cachis…

De igual forma que el periodismo forma parte (para nuestra desgracia) del entorno del madridismo, es sin duda alguna, su misma masa social la que actualmente resulta más tóxica. Yo me pregunto muchas veces si el complejo de muchos queda apartado con el futbolista español. Yo me pregunto, qué ha sido de aquellos que se echaron las manos a la cabeza cuando el Madrid trajo a un chaval de 18 años francés a quitarle el puesto a todo un campeón del mundo como Albiol; también de los que no se explicaban la necesidad de traer a un par de alemanes, que nadie conocía, uno para jugar en el puesto del recién llegado Canales, la perla del Cantábrico, y otro para bregar en el centro del campo, con mejor novia que fútbol se le presumía. O de los que juraban en hebreo por los 94 millones de euros que tuvo que pagarle Florentino al United por Cristiano, cantidad que por cierto, había fijado Calderón (la capacidad de negociación de FloPer siempre me invitó a pensar que él hubiera podido rebajarla) y aunque altísima en términos económicos, resulta una ganga si valoras el producto que se obtuvo a cambio. La llegada de Cristiano Ronaldo es lo mejor que le ha pasado a esta institución en años, muchos, casi en 111, a la altura del (fíjate, tampoco brotó desde la cantera) chaval argentino de Millonarios. Los que pretenden retomar la senda del miedo en octavos, o del tembleque en Copa, deben creer que por tener un entrenador y mayoría de jugadores de nacionalidad española, vamos a empezar los partidos ganando por 1-0.

images

¿Y qué decir de las distintas Federaciones? Ahí es delirante ver la falta de toque que tiene el Madrid. La actitud de Florentino aún es más grave cuando permites que de una manera repetitiva y enfermiza, se minusvalore al escudo. Los constantes desplantes de los diferentes organismos son recibidos con sonrisas y muecas de felicidad, enmascarando las más que evidentes faltas hacia nosotros. Poner la otra mejilla está bien si en la mano tienes bien fuerte agarrados los huevos de tu oponente, obligándole a elegir entre perder su virilidad o seguir castigándote. Nosotros no solamente permitimos las hostias intercambiando las mejillas para evitar su enrojecimiento, sino que masajeamos suavemente sus partes bajas para hacerles sentir más cómodos.

Porque no nos engañemos. El fútbol es mucho, pero mucho más que 22 tíos dándole patadas a un balón. Mueve centenares de millones de euros, y levanta pasiones y un sentimiento altamente indescriptible para todo aquel que no lo siente. Yo lo comparo mucho con el proceso que lleva a una persona a dedicar su vida a la Iglesia. Partiendo de la base de que ‘esa’ Institución y yo no comulgamos (véase la ironía) para nada, los hombres y mujeres que eligen libremente (?) jurar los votos, sienten una devoción especial que todos los que no participamos de ese sentimiento, no alcanzamos ni lo alcanzaremos a entender. Retomando ahora el tema que nos concierne, un individuo que quiera hacernos creer que esto no es más que un deporte, debe ser reconocido, señalado y apartado, puesto que sus intenciones no pueden ser más que maquiavélicas. El hecho de que mueva tantos millones no es solo por los contratos de patrocinio, el acumulado de los ingresos en taquilla y merchandising, sino también por los puestos de trabajo que genera indirecta y directamente.

Villar_Rosell_vieron_secreto_hotel

El fútbol no deja de ser uno de los principales negocios del mundo actual, y por tanto, conlleva un gran peligro, centrado en diversos pero fácilmente identificables ejes. En el momento en el que el dinero entra en acción, la presunción de limpieza, personalmente, queda totalmente descartada. Si una persona invierte millones en armar un equipo campeón, ¿va a dejar, si tiene medios, que el éxito de su proyecto se base en el azar (también llamado decisiones arbitrales, lesiones, etc) o intentará amarrar la victoria de una manera u otra?

Sinceramente, el ‘no hay peor ciego que el que no quiere ver’ es totalmente necesario en este contexto. Una muestra más es la bochornosa forma de afrontar por parte de TODOS los estamentos del deporte y justicia español el juicio a Eufemiano Fuentes y la ‘Operación Puerto’. La negativa a que el médico imputado por dopaje revelase nombres de sus clientes es el cúlmen del ridículo. Hemos sacado la máxima calificación posible en desvergüenza, con mención especial y orla enmarcada. En ella, las caras sonrientes de los que prefieren ocultar las identidades de los tramposos a dar un golpe encima de la mesa para dejar bien claro que aquí, no queremos porque sí victorias. Queremos merecerlas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Madridista, Opinión, Prensa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s